viernes, 19 de enero de 2018

DIOS LOS CRÍA….



                        A los separatistas totalitarios catalanes les podríamos aplicar aquello de “Dios los cría y ellos se juntan” pues, cuando llega la hora de la verdad, siempre superan cualquier discrepancia ideológica y hacen piña contra los demócratas para imponerles su santa voluntad contra viento y marea. No importa si son de derechas o de izquierdas, si la legalidad democrática les ampara o no, si entre ellos hay concepciones opuestas en políticas económicas o sociales, o si hay partidos condenados por corrupción entre ellos; todo queda supeditado al objetivo sacrosanto del independentismo. En efecto, el separatismo, una vez más, desafía la ley y pacta elegir candidato único y universal para presidir la Generalitat al prófugo Puigdemont, quien convence a ERC para ser investido telemáticamente en contra de los letrados de la Cámara a pesar de que Junqueras había dicho cínicamente que en esta ocasión habría que atenerse a la legalidad vigente y a los informes de los letrados. El acuerdo pues sitúa al diputado de Esquerra Roger Torrent como nuevo President del Parlament con los votos de PDeCat, ERC y las CUP a cambio de apoyar después a Puigdemont como President de la Generalitat, mientras, entre otras cosas, la corrupción y las deudas obligan a Convergencia (el derechista y hoy camuflado partido de Pujol, Mas, Puigdemont y compañía) a poner en venta sus sedes, sin que nada obstaculice al izquierdista ERC ni al ultraizquierdista y antisistema CUP para apoyarle. Es más, a modo de entrenamiento para la que se avecina y como ensayo general del fraude a distancia, Puigdemont hasta participa desde Bruselas, junto a los exconsellers Clara Ponsati y Lluis Puig, en la reunión del grupo parlamentario de JxC, el día anterior a la constitución del nuevo Parlament, que finalmente queda presidido por el radical Torrent, el “chico para todo” de ERC, quien en su discurso inaugural del nuevo cargo omite la independencia e invita a “superar el 155” y a “coser Cataluña” , por lo que hasta el PP (¡craso error”!) aprecia un “nuevo tono”.  En definitiva, ERC toma el control del Parlament y Roger Torrent lo preside con los votos de PDeCat, ERC y CUP (incluidos los votos delegados de los diputados encarcelados), la abstención de los comunes de Ada Colau y los votos contrarios del resto de grupos, quedando a la espera el desenlace final de la investidura, que Puigdemont da por hecha con el voto de ERC y, por si acaso, moviliza a la ANC para presionar a Junqueras, ya que Esquerra no tiene clara todavía la fórmula para consolidar esta especie de insólita investidura virtual a distancia. Por su lado Rajoy anuncia que recurrirá al TC si el nuevo Parlament permite el voto delegado de los prófugos de la Justicia, mientras los separatistas amenazan con Puigdemont o nuevas elecciones, y por boca de Rull, sobre el ex president fugado, sostienen que “no vamos a renunciar de ningún modo”; los comunes se abstienen a cambio de respaldo en el Ayuntamiento de Barcelona; los populares, que piden a Ciudadanos un diputado para poder formar grupo parlamentario, recuerdan que en caso contrario los independentistas tendrán mayorías en todas las comisiones; y el Gobierno refuerza el control por temor a un “golpe de efecto” si regresa clandestinamente Puigdemont, quien obviamente sería encarcelado inmediatamente. Ya ven, esto no ha hecho más que empezar. Y entretanto Boadella, parodiando la parodia de Puigdemont, se dirige por videoconferencia como “presidente” de Tabarnia en el exilio a los ciudadanos catalanes diciéndoles “no soc así” (lo contrario de lo que en su día dijo Tarradellas nada más aterrizar en Cataluña para presidir la Generalitat) y “soy un payaso”. En fin, un poco de humor en la tragedia catalana nunca viene mal.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que Guindos carga contra los errores de Rato en Bankia y dice que España habría salido del euro sin el rescate; que los reyes del ladrillo valenciano confiesan pagos ilegales al PP y Correa declara que Ricardo Costa indicaba a qué empresario le debía facturar los gastos del partido; que Zoido propone un acuerdo de hasta 1.500 millones para igualar los sueldos de la Policía y la Guardia Civil al de los Mossos e Interior abre una mesa técnica de negociación mientras los sindicatos exigen que no se recorten derechos laborales como contrapartida; que, según GAD3, el 79% de los españoles están a favor de la prisión permanente revisable, siendo precisamente los votantes socialistas los más favorables a mantener la medida, que el partido de Sánchez rechaza; que el Gobierno sancionará a Abertis por el atasco de la AP6, asegurando que “fue un desastre”; que el 9% de los aficionados a los videojuegos presenta síntomas de adición, estado enganchados a la consola peligrosamente; que el equipo de Carmena falseó un informe para comprar Bicimadrid y el Ayuntamiento gastó 10 millones de euros en el servicio de alquiler de bicicletas utilizando la firma de un cargo inexistente; que el funeral público de Diana Quer se convierte en todo un alegato a favor de la prisión permanente revisable; que El Bigotes y Crespo se suman a tirar de la manta en el caso Gürtel, negociando rebajar sus penas a cambio de “datos relevantes” para esclarecer los hechos; y que el PP propone que la pensión pueda calcularse con toda la vida laboral, planteando Báñez elegir los 25 mejores años para calcularla, siempre de forma voluntaria y sólo para los que agoten la vida laboral, quedando así la propuesta a consenso en el Pacto de Toledo.
            Y en el exterior cabe destacar que el Gobierno venezolano mata al piloto rebelde; que el Papa expresa su dolor y su vergüenza por los abusos de la Iglesia chilena y pide perdón por ello; que Apple repatriará hasta 200.000 millones por la reforma fiscal de Trump y pagará un impuesto record de 31.000 millones; que se desata la alarma en el Parlamento Europeo por la injerencia rusa; que el bitcoin cae en picado y el BCE advierte de que habrá consecuencias; que las dos Coreas desfilarán juntas en los Juegos Olímpicos; y que la promesa electoral del candidato de la Liga Norte en Lombardía consistente en defender la raza blanca incendia la campaña con semejante discurso xenófobo, que no tiene desperdicio.
            Y respecto al futbol destacar que en los partidos de ida para cuartos de final de la Copa del Rey el Español derrota al Barça, 1-0; el Atlético de Madrid cae en su campo frente al Sevilla, 1.2; el Valencia gana al Alavés 2-1; y el Real Madrid derrota al Leganés, 0-1. Todo queda abierto de cara a los partidos de vuelta. Pero la triste noticia en el mundo del futbol es que un hincha del Atlético es herido gravemente de tres puñaladas por parte de un miembro del Frente Atlético. Además cabe citar que el padre de Neymar revela que el Barça gastó 200 millones en su hijo, mientras la Audiencia recibe los documentos secretos del acuerdo, consistentes en 124 millones de traspaso y 71 de salario, cuando Sandro Rosell declaró que lo compró por 57 millones y el club sólo admitió después que fueron 86. 
Jorge Cremades Sena

martes, 16 de enero de 2018

ROBABA CONVERGENCIA, NO ESPAÑA



                        El indecente, falso e inadmisible eslogan de “España nos roba”, tan utilizado en su día por los nacionalistas catalanes (posteriormente convertidos en rabiosos independentistas de toda la vida) para fomentar el odio y el rechazo a España y convencer a muchos catalanes de buena fe para que se apunten a su maquiavélico proyecto ilegal del independentismo unilateral, de momento se viene abajo y, aunque queda claro que sí había ladrones en Cataluña, no era España la que robaba, sino que robaba Convergencia Democrática de Cataluña, el tradicional partido de la derecha nacionalista catalana de Jordi Pujol, Mas, Puigdemont y compañía. En efecto, la sentencia judicial del “caso Palau”, uno de los casos investigados ya que toda la familia del patriarca nacionalista Pujol y él mismo lo están siendo por otros asuntos, deja bien claro el “entramado delictivo” que financiaba al nacionalismo (hoy independentismo) y condena a CDC a pagar 6´6 millones de euros por el cobro de indecentes mordidas a cambio de obra pública, aunque “el montante puede ser mucho mayor”, condenando además a los principales dirigentes del Palau, Millet y Montull, a penas de 9 y 7 años de cárcel respectivamente, y al ex tesorero Osácar a 4 años, apuntando además “a altos responsables” no identificados y confirmando que el partido de los convergentes se financiaba con comisiones del 4% (Maragall en su día se quedó corto al decir que era el 3%), pues, tras décadas de poder, el partido de Pujol, Mas y Puigdemont había creado una gran “estructura” para influir y “encubrir” los hechos delictivos… Y es que según los jueces del “caso Palau” “todo se creó para hacer llegar comisiones a CDC”, mientras el PDeCat, nuevo nombre de CDC, adoptado con la clara intención de camuflarse (sus dirigentes siguen siendo los mismos, simplemente cambiaron de nombre el partido) tiene la desvergüenza de pretender desmarcarse argumentando que “somos un partido nuevo” cuando en realidad se trata de los mismos perros pero con distintos collares, tal como dice la sabiduría popular. Un partido (CDC, PDeCat o JxC, ¡qué más da!) que, además de robar a los catalanes (y al fin y al cabo, al resto de españoles), ha roto Cataluña en dos de forma peligrosa e irresponsable, no sólo frenando la tradicional prosperidad económica de la Comunidad Autónoma (y de rebote, de España), sino además pervirtiendo la convivencia en paz entre los catalanes y la de éstos con el resto de España. Dice Joan Llinares, ex director del Palau, que “en CiU no decidían los tesoreros, allí mandaba Mas”, señalando al ex President de Catalunya como la pieza clave en el expolio de la institución y en la financiación ilegal de CDC; pero Artur Mas, investigado además por otro tipo de presuntos delitos políticos, se queda tan pancho con dimitir a la fuerza de la Presidencia de los Convergentes y no se le cae la cara de vergüenza de manifestar públicamente que CDC ya no existe, cuando él mismo le cambió el nombre, mientras mentía a diestro y siniestro acusando falsamente a España de robar a los catalanes mientras preparaba su tránsito de legal nacionalista moderado a ilegal independentista radical. Pero mientras haya catalanes que sigan creyendo en los gnomos y apuesten por tan quiméricos proyectos ilegales, estos personajes o sus herederos seguirán haciendo de la mentira y el engaño su razón de ser y, por supuesto, su forma de sobrevivir en política en beneficio propio.
            Así, mientras Puigdemont entierra a Mas y exige obediencia al PDeCat, éste critica en su despedida el “personalismo a distancia” de aquel, que sabe perfectamente, como Mas sabía, que antes o después le llegará su hora….aunque también sabe que le sucederá políticamente otro parecido o, como es el caso, otro aun peor. De momento Puigdemont desoye las críticas de su propio partido, el PDeCat, y el de su socio en la aventura totalitaria, ERC, que, de momento, le acusan de vivir “fuera de la realidad” y le instan a respetar la ley, pero el prófugo niega sufrir “trastorno ideológico” y ordena que se salten las normas para investirlo telemáticamente, en tanto que ERC y PDeCat confían en que fracase para exigir un plan B. Críticas ambiguas y genéricas desde el independentismo a Puigdemont, pero ni contundentes, concretas o tajantes, no vaya a ser que todo salte por los aires y se les acabe el chollo a unos y otros. Y mientras ERC reactiva la tensión para investir a Junqueras, descartando una investidura a distancia de Puigdemont (venían manifestando que en esta ocasión no pasarían de los informes jurídicos) los letrados del Parlament rechazan una investidura a distancia o por correspondencia, como pretende el prófugo, y en su informe se oponen a que Puigdemont sea elegido desde Bruselas, dejando sin salida jurídica al ex President ya que “sin su participación directa faltaría un elemento esencial” como es el debate directo e inmediato con los portavoces de los distintos partidos tras el pertinente discurso del candidato a la investidura. Sabiendo que los informes de los letrados no son de obligado cumplimiento, aunque apuntan obviamente a lo que puede ser ajustado o no a la legalidad, cabe esperar que, para evitar males mayores y la vigencia del 155 por más tiempo, el nuevo Parlament no se los salte, como hizo anteriormente, y prevalezca en esta ocasión el sentido común y la democracia.
            Entretanto, otra encuesta más, apunta al meteórico ascenso de Ciudadanos a nivel nacional, pues, según GAD3 el partido de Rivera ganaría las elecciones generales con el 26´2% de los votos y con entre 86-90 escaños en el Congreso, seguido de PP con el 24´7% y 97-101, de PSOE con el 24´2% y 93-97, de Podemos con el 14´7% y 42-44, de ERC con el 2´9% y 10-11, de CDC con el 1´9% y 6; de PNV con el 1´3% y 5-7, de Bildu con el 0´7% y 2; y de CC con el 0´3% y 0-1; de darse dichos resultados, PP y PSOE dejarían de ser los partidos más votados por primera vez desde 1982, pues Ciudadanos lograría casi 400.000 sufragios más que el PP, aunque podría obtener menos escaños, y además, Rivera, podría gobernar en coalición bien con populares o socialistas, mientras se produciría una debacle en Podemos, que perdería más de 1.400.000 votos. No extraña que tanto Rajoy como Sánchez resten valor al auge de Rivera en los sondeos, ni que el líder naranja diga “me veo capaz de gobernar con gente del PP y del PSOE”, mientras Rajoy activa una agenda social y pactos con el PSOE pare frenar a Ciudadanos y convoca una Convención Nacional del partido, pero no hace cambios en su equipo. Si además otra encuesta, la de Metroscopia, sostiene que el votante del PP deja de crecer en el propio partido y que los populares pierden casi la mitad del apoyo logrado en 2016, mientras el 68% prefiere ahora el proyecto de Ciudadanos, es lógico que el nerviosismo interno salte entre los populares, por más que Rajoy en la Junta Directiva Nacional rebaje el valor de las encuestas y active la maquinaria para las elecciones de 2019, claves para los resultados de las próximas elecciones generales, apostando por un “rearme programático” y más actos de partido frente a Rivera. Y mientras sectores del PP quieren a Feijóo y a Alonso en el gobierno, la gestión del agua aumenta la tensión interna, ya que Cospedal y Tejerina no logran pactar un “discurso único” sobre la política hidráulica y el Presidente, presionado por las direcciones generales y provinciales, se dispone a adelantar la designación de candidatos a las autonómicas y municipales, y, por su parte, Fernando Martínez-Maíllo, coordinador general del partido, sostiene que “el mayor activo que tiene el PP sigue siendo Rajoy” y que “tenemos que mejorar en términos de iniciativa, pero Cataluña no es extrapolable al resto de España”. Por su parte en Podemos, otro descalabrado según las encuestas, Iglesias reaparece y admite el mal resultado de Podemos en Cataluña, creyendo que el partido se ha alejado de las “clases populares”.
            Por lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que el pacto con el fiscal para rebajar las condenas en el juicio al PP de Valencia en el caso Gürtel divide a los acusados; que España reclutará 2.000 hackers contra las ciberamenazas conformando una unidad integrada por jóvenes de altas cualificaciones que colaborarán con Defensa de forma voluntaria; que PP y PSOE bloquean la despolitización del gobierno de los jueces; que la senadora Barreiros declara por el Caso Púnica y se resiste a dimitir a pesar de la presión de Ciudadanos; que una patera naufraga en Lanzarote y deja al menos siete muertos; y que el español pierde terreno en Marrucos, pues ni la presencia del Instituto Cervantes ha servido para frenar su continuo declive desde hace una década, perdiendo terreno frente al francés o el inglés. Entretanto prosigue la polémica sobre la prisión permanente revisable, que, según NCReport, es avalada por el 72% de los españoles, mientras que la oposición quiere derogarla; al efecto, tras un largo tiempo de silencio y lucha, Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, vuelve a alzar la voz y se une a los Quer, entre otros, para que los homicidas no abandonen la cárcel antes de tiempo, asegurando que “cuando el asesino de mi hija salga, lo hará con más rabia que nunca”, siendo obvio que por larga que sea la pena impuesta y su completo cumplimiento sin la prisión permanente revisable el abominable autor del delito sale de la cárcel aunque no esté rehabilitado, mientras que con la actual tipificación su salida de prisión queda condicionada a que finalmente sea rehabilitado y, por tanto, para nada se trasgrede el principio de la reinserción del reo tal como algunos pretenden hacer ver falsamente.
            Y en el exterior destaca que dos porteadoras mueren en una avalancha en el lado marroquí de la frontera de Ceuta, materializando una verdadera tragedia en El Tarajal; que por la muerte de la turista española en Perú han sido detenidas dos personas; que aterriza aparatosamente un avión turco sin dejar víctimas milagrosamente; que los nuevos métodos de las mafias disparan la presión migratoria y el Frontex advierte del “reciente empleo de lanchas rápidas, vinculadas también al tráfico de hachís”; que el Papa emprende un difícil viaje a Chile, pudiendo quedar ensombrecida su gira por la pérdida de fieles, los abusos sexuales y algunas opiniones políticas del Pontífice; que Bruselas señala a España entre los países que menos ayudan a las rentas bajas; que el Papa Francisco teme una guerra nuclear y asegura que “estamos al límite”; y que la UE estrecha lazos con Irán a pesar de las amenazas de Trump, mientras Europa respalda a empresas e inversores.
            Respecto al futbol, otro pinchazo del Real Madrid al perder en el Bernabeu, 0-1, ante el Villarreal, mientras el Barça consigue remontar a domicilio y por dos veces a la Real Sociedad hasta conseguir la victoria, 2-4; por otro lado Cristiano Ronaldo, negado con el gol esta temporada liguera decepcionante, reclama 40 millones al año para renovar y afirma en su entorno “es una falta de respeto que Messi gane más que yo”. Sin comentarios.
Jorge Cremades Sena

sábado, 13 de enero de 2018

ANTÍDOTO CONTRA EL SECESIONISMO



                        Es obvio que el mejor antídoto secesionista es la aplicación de la Ley democrática por parte de los pertinentes tribunales de Justicia, garantes del funcionamiento del Estado de Derecho. Ha bastado que el Estado y sus instituciones hayan decidido afrontar el ilegal e ilegítimo golpismo independentista, con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la puesta de sus promotores ante los tribunales, para que los líderes golpistas del “procés” totalitario se retracten de su maquiavélico proyecto y ante el Tribunal Supremo acepten públicamente la ley, que tanto y tantas veces habían atropellado progresivamente y de forma chulesca hasta llegar a la proclamación unilateral de independencia de Cataluña. En efecto, Forn, Sánchez y Cuixart abandonan al prófugo Puigdemont, que sigue instalado en su locura, y admiten por fin en el Alto Tribunal que se cometieron ilegalidades y que sólo es válida la vía constitucional, mientras Forcadell renuncia a presidir el Parlament y propone que el cargo lo ocupe alguien que esté libre de cargas judiciales. Una clara renuncia por parte de tan ilustres personajes a la vía unilateral y, en definitiva, por parte del golpismo secesionista, que en desbandada se apea del burro intentando cada uno de sus ex miembros no agravar aún más su situación judicial personal a causa de la comisión de presuntos graves delitos por los que se les está investigando. Forn, exconsejero de Interior, que abandona a Trapero y le culpa ahora de la pasividad de los Mossos el 1-O, asegura al juez que renunciará a su escaño si el futuro Govern mantiene la vía unilateral, pues “no hay otra vía” para la independencia que “la reforma de la Constitución”, que, obviamente, no depende sólo de los catalanes ni de una pírrica mayoría; Jordi Sánchez, exlíder de ANC y diputado electo de JxC, dice ahora que jamás fue partidario del enfrentamiento directo con el Estado y que dimitirá si su partido insiste en la vía unilateral, que ahora rechaza; Jordi Cuixart, líder de Omnium Cultural, reconoce que “el único referéndum válido” sería el que pudiera convocar España, es decir, el Estado y no la Comunidad Autónoma que simplemente es una parte del mismo; Carme Forcadell se niega a volver a presidir un Parlament que vuelva a vulnerar la Ley al servicio del prófugo Puigdemont y aboga por una presidencia “libre de procesos judiciales”; Marta Roviara traiciona a su encarcelado Jefe, Junqueras, para desbancarle en ERC; el exconseller Mundó deja su acta y la política; Artur Mas abandona la presidencia del PDeCat….. y así sucesivamente. ¡Quién los ha visto y quién los ve! Sólo Puigdemont y pocos más se mantienen claramente en la trinchera de la ilegalidad con su alucinante propuesta de ser President a distancia, mientras desde el PDeCat y ERC ya invocan a un “plan B” tras el informe que deniega el voto telemático, pues los dos partidos esperan con incertidumbre un “cambiazo” de última hora consistente en que el ex President renuncie y recurra al otro candidato de JxC ya que “Puigdemont es una investidura fallida, pero él no lo sabe”. Si la aplicación de la Ley por parte de los tribunales de Justicia no es un antídoto contra el golpismo político secesionista y contra la delincuencia en general, que venga Dios y lo vea. Ahora cabe preguntarse qué van a decir a sus engañados seguidores, que no son pocos, semejantes líderes políticos y gobernantes totalitarios después de tan incoherente y desvergonzada desbandada y tras sus declaraciones rechazando el esperpéntico proyecto que intencionadamente les habían vendido.
            Entretanto, mientras hasta el PSOE de Sánchez abandona por ahora su proyecto de España Plurinacional y mientras el Supremo rastrea si la Generalitat transfirió 140.000 euros para la fuga de Puigdemont, el juez Llarena niega a los líderes del “procés” presos su asistencia a la constitución del nuevo Parlament, aunque les deja votar desde la prisión por delegación del voto a otro parlamentario, pero excluye a Puigdemont y a los demás fugados de dicha posibilidad, pues no es lo mismo estar a disposición de la Justicia que ser prófugo, lanzando así un mensaje a los parlamentarios fugados sobre su agravante situación. No obstante rechaza que Junqueras, Forn y Sánchez tengan permisos para la sesión de investidura, pues sus traslados desde la cárcel podrían ser propicios para tumultos y conductas ciudadanas indeseables y perturbadoras del orden. La insólita investidura telemática de Puigdemont prorrogaría pues la aplicación del artículo 155 ya que el Constitucional suspendería el nombramiento mientras decide su posible nulidad, por lo que el Gobierno de Rajoy, que ya ha anunciado un recurso al TC si se produce cualquier anomalía legal, seguiría controlando Cataluña varios meses más. Pero el iluminado ex President fugado reúne a su grupo parlamentario en Bruselas y busca un “plan B” para seguir burlando a la Justicia, que es su especialidad, y ser reelegido. Y como todo este grave asunto es burlesco, de no ser por las graves consecuencias que está causando, el dramaturgo Boadella, parodiando a Puigdemont, se autoproclama presidente de Tabarnia en el exilio y anuncia que dará su discurso vía plasma la próxima semana, sin concretar día ni lugar, para presentar la plataforma que exige que el territorio comprendido entre Tarragona y Gerona se independice de Cataluña, para demostrar que el pueblo catalán no es sólo uno y uniforme tal como sostienen los secesionistas. Por su parte, tras su éxito electoral en los comicios catalanes, Ciudadanos rompe el tablero a nivel de España y, según Metroscopia, se dispara hacia el Gobierno, pues el partido de Rivera supera de golpe tanto a PP como a PSOE y se convierte en la primera fuerza política también a nivel nacional ya que los dos partidos tradicionales mayoritarios retroceden electoralmente y, en caso de elecciones generales en este momento, ganaría Ciudadanos con el 27´1% del voto, seguido del PP con el 23´2%, del PSOE con el 21´6% y de Podemos con el 15´1%.....aunque ya saben, de momento, sólo se trata de encuestas.
            Así las cosas y en plena polémica por la pretensión de derogar la prisión permanente revisable, se recogen sólo en una semana 350.000 firmas en apoyo de mantener la misma y, frente a determinados argumentos peregrinos por parte de sus detractores, los familiares directos de las víctimas de atroces crímenes, susceptibles de que a sus autores se les pudiera aplicar tan higiénica condena, argumentan para que se mantenga en el Código Penal, lo siguiente: “se debe mantener por respeto a los familiares de las víctimas” dice Juan José Cortés; “evitará que reincidan asesinos que salen en pocos años” dice Antonio del Castillo; “no hay años de cárcel para pagar el daño de quitarle la vida a alguien” dice Ruth Ortiz; “la sociedad está harta de violencia y de condenas que no se cumplen” dice Rocío Viéitez.  Todo ello mientras la autopsia confirma que Diana Quer, despedida por sus padres y hermana en el cementerio madrileño de La Paz, murió estrangulada y no atropellada como sostiene su asesino confeso, cuyo abogado ha decidido abandonar su defensa, aunque aún se desconoce si sufrió agresión sexual, lo que le haría merecedor de aplicarle la presión permanente revisable. Entretanto se conoce que sólo seis países del mundo registran menos asesinatos que España, donde la tasa de homicidios ha bajado un 30% en tres décadas, con excepción de la violencia machista que se mantiene estable, con lo que únicamente Irlanda, Holanda, Austria, Singapur, Andorra y Liechtenstein serían más seguros que nuestro país.
            En lo que se refiere a otros asuntos cabe citar que el Fiscal del Estado ordena investigar el caos de tráfico en la AP-6 por la nevada y si hubo responsabilidades civiles; que Fiscalía de Granada pide cinco años de cárcel para Juana Rivas por “sustraer a sus hijos” de forma “consciente”; que la CNMV sospecha que el Popular ocultó pérdidas antes de su resolución; que la exministra Elena Salgado también se desentiende de Bankia y dice que evitó el rescate de España; que nueve de cada diez profesores sufren violencia en su trabajo; que Cifuentes elude su ley “antidedazo” al nombrar al gerente de Cruz Roja; que sólo el 25% de los nuevos convenios favorece la igualdad salarial; y que Hacienda investiga al Barça por presuntos pagos fraudulentos a Messi, sospechando que el club encubrió parte de su salario a través de donaciones a su fundación por las que se desgravaba el 35%, conociéndose que el club transfirió al futbolista 12 millones en 2016 para que regularizase su situación cuando estaba siendo juzgado por un delito anterior.
            Y mientras la UE pide a Trump no romper el pacto nuclear con Irán, en plena repulsa total a los peores insultos racistas del Presidente Estadounidense, condenando en todo el mundo su expresión de “países de mierda” al referirse a determinadas naciones, Merkel y el SPD negocian un pacto que dé estabilidad a Europa, tratando asi los dos grandes partidos alemanes evitar nuevas elecciones con una coalición de gobierno en Alemania, que genera un verdadero alivio en la UE al reeditar los alemanes la gran coalición.
Jorge Cremades Sena

jueves, 11 de enero de 2018

PODREDUMBRE SECESIONISTA



                        El totalitario mundo secesionista, ebrio de engaños y delitos por parte de sus promotores, comienza a hacer aguas por todas partes, evidenciando que, tras su falsa e idílica unidad, sólo hay podredumbre y egoísmos personales, lo que no quiere decir que ya nos hayamos librado de sus machadas totalitarias, sus demagogias intolerables y sus desafíos inadmisibles al Estado de Derecho, pues sabido es que los dictadores son incluso más peligrosos como liberticidas cuando se sienten amenazados por la libertad y la democracia. Y en este contexto de podredumbre secesionista, que pone en evidencia la crisis del separatismo, es donde cabe encuadrar las primeras bajas de sus líderes, como las de Artur Mas, que deja el PDeCat por discrepancias con el partido y acuciado por la Justicia, y las de Carles Mundó, que renuncia a ser parlamentario tras aspirar a liderar ERC, mientras la intransigencia del prófugo Puigdemont abre una brecha entre ambos partidos, tan distintos en términos ideológicos de izquierda-derecha y tan iguales en términos del secesionismo unilateral totalitario. Así las cosas, el artífice principal del “procés”, cercado por la Justicia y por Puigdemont, deja la presidencia del PDeCat imputado por rebelión, con el patrimonio embargado, señalado por la corrupción del caso Palau e ignorado por el ala más radical de su partido, sabiéndose incapaz de controlar el plan de ruptura de Puigdemont, su sucesor impuesto por las CUP, y afirmando ahora que “no se puede acelerar la independencia en el cortísimo plazo con el 47% de los votos”, olvidando que, aunque fuera incluso muy superior el porcentaje de votos, el pretendido secesionismo unilateral sería tan ilegal como lo es ahora, salvo que una cualificada mayoría de españoles y no sólo de catalanes, decidiera reformar la Constitución al respecto, con lo que estaríamos hablando no de unilateralidades secesionistas sino del ejercicio de un derecho de los catalanes en este caso, decidido por todos los españoles, que ni los catalanes, ni ningunos otros españoles del resto de CCAA, tienen ahora. Por su parte el ex conseller Mundó, de ERC, deja la política ante la radicalización del proyecto del expresident fugado, mientras Podemos negocia con su partido, ERC, darle el control de la Mesa del Parlament, pues al tratarse de un partido de izquierda lo vende mejor ante la opinión pública que si diera el apoyo a un partido de derecha, como PDeCat (camuflaje de la antigua CDC), enfangado en múltiples casos de corrupción, aunque con ello el partido de Colau no disimula en absoluto, una vez más, sus ambigüedades y claras simpatías por el secesionismo, por más que de cara al resto de España disimulen diciendo que están en contra de la independencia para taponar la pertinente hemorragia de votos (ambigüedades calculadas, como sucede con el PSC, para contentar a tirios y troyanos, que al final provocan el desencanto generalizado de unos y otros), ya que, precisamente ahora, cuando puede tambalearse la exigua mayoría soberanista (sólo tienen garantizados 62 votos tras la entrega de credenciales a huidos y encarcelados, que no quieren entregar su acta para dar paso al siguiente en la lista) no caben medias tintas, o estás con el bloque secesionista totalitario o con el bloque constitucionalista democrático. Todo lo demás son cuentos y todos los españoles, incluidos los catalanes, deberán tomar buena nota de ello de cara al futuro.
            Y en medio de esta podredumbre secesionista, y cuando la preocupación por Cataluña desciende ocho puntos en el barómetro del CIS (desde la aplicación del 155 y la recuperación de cierta normalidad democrática), el prófugo Puigdemont exige violar de nuevo la ley, como siempre fue su costumbre, para ser investido President y al efecto presiona al preso Junqueras y a ERC para que le elijan sin estar presente en la Cámara legislativa, aunque, de momento, ERC se resiste a actuar de forma ilegal y se remite a lo que dictaminen los letrados (antes se pasaron los dictámenes por el arco del triunfo), mientras Manuel Fernández Fontecha, letrado de Las Cortes, sostiene, como es lógico y de sentido común, que “la presencia física del investido es absolutamente ineludible e indispensable”. Asimismo Junqueras considera ilegal que se pueda ser President a distancia o por correspondencia, seguramente no por convicción sino por conveniencia, y en un nuevo escrito advierte al juez de que el reglamento de la Cámara exige la presencia física de todos y cada uno de los parlamentarios, quienes “tienen el deber de asistir” ya que “la persona del diputado es insustituible”… Y lleva razón, por más que le moleste a Puigdemont y sus fieles, mientras Artur Mas responde a la pregunta de si se puede gobernar desde Bruselas se sale por la tangente diciendo “no te voy a contestar a eso” (a buen entendedor…). Lo que sucede en realidad en esta podredumbre secesionista es que cada quien tiene distintos intereses personales, pues no es lo mismo estar encarcelado, fugado o en libertad bajo fianza, mientras todos ellos saben que se enfrentan judicialmente a gravísimos delitos que pueden dar con ellos en prisión durante muchos años. Para más podredumbre, los papeles que iban a quemar los Mossos y que fueron requisados de una furgoneta por la Guardia Civil demuestran que la Generalitat desvió tres millones de fondos del Estado (el maldito Estado que les oprime) para pagar el ilegal y antidemocrático referéndum del 1-O. No en vano, el Gobierno de España apelará in extremis al 155 para evitar un President a distancia, aunque Moncloa espera evitar semejante supuesto, creyendo que ERC no hará a Puigdemont presidente telemáticamente, pero, por si acaso, pactará con PSOE y Ciudadanos un recurso ante el Constitucional si, como se hizo durante la esperpéntica e ilegal proclamación de independencia, se reforma el reglamento de la Cámara catalana para posibilitar lo imposible.
            Entretanto los “padres de la Constitución” que quedan vivos no creen que sea inevitable reformar la Carta Magna y ven margen para cambiar el Estado Autonómico sin modificar la Ley Fundamental, coincidiendo además en que cualquier cambio requeriría un amplio consenso, siendo deseable que lo fuera, como mínimo, cercano al que aprobó la Constitución en su día, pues lo contrario sería a mi juicio un claro retroceso democrático y un riesgo para el futuro. En efecto, Herrero de Miñón, Roca y Pérez-Llorca, ponentes de la Carta Magna, vienen a decir un “no” rotundo al PSOE de Sánchez, desinflando así el proyecto federalista y los experimentos constitucionales promovidos por el líder socialista, no vaya a ser que el remedio sea peor que la enfermedad. Ya dijo Alfonso Guerra en su día que “los experimentos, con gaseosa” y ahora Roca, tan distinto ideológicamente con Guerra, sostiene con total acierto que “la Carta Magna debe respetarse en su integridad, no hay vías al margen de ella”. Cabría preguntarse, entre otras cosas, si para crear un Estado Federal se requiere previamente o no la existencia de Estados independientes que estén dispuestos a federarse, tal como han surgido los actuales Estados federales que existen en el mundo.
            Y en cuanto a otros asuntos cabe destacar la petición de Sánchez de un impuesto a la Banca para pagar las pensiones y Podemos anima al PSOE a presentar una iniciativa conjunta en el Congreso, aunque la propuesta del líder socialista sólo cubriría el 13% del déficit de las pensiones, por lo que el PSOE fía al crecimiento y a una subida de salarios lograr que cuadren las cuentas. Entretanto dos ex ministros de Economía comparecen en el Congreso: Solbes y Rato. Solbes admite errores al no haber previsto la crisis económica y haber subido el gasto público, reconociendo “claros errores de previsión de la crisis” que se negó en 2008 para ganar las elecciones, con el Gobierno de Zapatero. Rato, por su parte, acusa al Gobierno de Rajoy de la caída de Bankia y de querer detenerle, arremetiendo contra varios de sus ministros (dice sobre Guindos: “el 6 de mayo pidió mi dimisión y 250.000 millones de euros abandonaron el país”; sobre Montoro: “se refirió a mi situación tributaria antes de mi detención…aún no he sido acusado”; sobre Catalá: “el día antes de mi arresto cuenta mis datos fiscales en televisión, ¿cómo los conocía?”; y sobre Báñez: “le dijo a mi secretaria que se fuera separando de mí porque iba a tener problemas”), un claro ajuste de cuentas con el Gobierno de Rajoy en tono chulesco durante su comparecencia en la Comisión de Investigación sobre la crisis financiera.
            Por lo demás cabe citar que el Rey Felipe acude por primera vez a Davos para defender la imagen de España, encabezando la mayor delegación española de la Historia en el Foro Económico; que el turismo cierra un año récord con 82 millones de visitantes; que el PP obliga a Ciudadanos a retratarse con la prisión permanente revisable, otro asunto de rabiosa actualidad; que Podemos se ve obligado a justificar la larga ausencia de Pablo Iglesias, quien hará una purga de críticos ante las municipales, mientras Echenique culpa a la prensa de los malos resultados en Cataluña; que los líderes de los países del sur celebran una cumbre en Roma, centrada en la inmigración, y abogan por aumentar el control de las fronteras y porque el peso del flujo migratorio sea compartido por la UE; y que es ilegal grabar incluso a los ladrones, pues Estrasburgo indemniza a cinco españolas despedidas por robar en su trabajo, ya que “deberían haber sido informadas de que estaban bajo vigilancia”, aunque sostiene que el despido fue procedente.
Jorge Cremades Sena