lunes, 20 de marzo de 2017

DESARME DEFINITIVO



                        De nuevo ETA se deja ver, en esta ocasión, para anunciar un plan de “desarme definitivo” que concluiría el próximo ocho de abril, lo que, teniendo en cuenta anteriores anuncios que finalmente quedaron en aguas de borrajas, no deja de ser más que otro posible anuncio propagandístico, consistente en este caso, en la cesión de su arsenal a cien simpatizantes que lo darían a la Justicia francesa. ETA, que no controla la mayoría de las armas que dice que va a entregar, asegura que lo hará sin condiciones, mientras Urkullu adelantaba a Rajoy los detalles de la operación que el Gobierno mira con cautela, pues, de un lado, teme que no sea completa y, de otro lado, pide la disolución de la banda, mientras responde a ETA que no acercará los presos tras el desarme hasta que la banda terrorista se disuelva. Y es que ETA, “absolutamente derrotada” por el Estado, tal como subrayan fuentes antiterroristas, pretende vender este desarme sin disolución, consistente en entregar un mapa con sus zulos para quedar “totalmente desarmada”, cuando la realidad es que, asfixiada por las Fuerzas de Seguridad y urgida por el deterioro del material (presumiblemente unas 150 pistolas oxidadas y unas tres toneladas de explosivos caducados), contempla que su sangrienta guerra, que tanto dolor ha causado en España, está totalmente perdida y que sus presos, tras largas condenas, vuelven a una Euskadi cambiada, plural y ajena a la barbarie, en definitiva, a un mundo en paz que ya no es el suyo, en el que  todos los partidos políticos, excepto Bildu, exigen la disolución de la banda terrorista, que, en todo caso, jamás podrá devolver las 829 personas que fueron asesinadas vilmente desde el 28 de junio de 1960 hasta el 16 de marzo de 2010. Con toda la razón del mundo, dice Mari Mar Blanco que “a ETA nada le debemos y no le daremos nada” mientras, cada día, ve a su hermano asesinado por la banda en los ojos de su hija pequeña, negándose a hablar de paz sino simplemente de derrota. Y con toda la razón del mundo Rajoy advierte de que seguirá aplicando la ley, mientras las víctimas, como Mari Mar Blanco, desconfían de esta nueva “trampa” de ETA que con 343 encarcelados se niega a desaparecer del mapa definitivamente, mientras uno de cada tres asesinatos que ha cometido sigue sin resolverse todavía. Francia, por su parte, apoya al Gobierno y desautoriza la farsa de los terroristas.
            Y mientras Rajoy descarta un adelanto electoral hasta 2018, desvinculando de la negociación de los Presupuestos con el PNV el anuncio de desarme de la banda y anunciando que no dará contrapartidas, advierte, en todo caso, de que necesita estabilidad para agotar la legislatura pues “episodios como el de los estibadores no deben repetirse”, justo cuando, según NCReport, en caso de nuevas elecciones el PP sumaría 21 escaños y Ciudadanos perdería 8 tras sus bandazos. En efecto, según la citada encuesta, el PP ganaría las elecciones con el 37% de los votos y obtendría entre 153-158 escaños, seguido de PSOE con el 20´8% y entre 75-79, Unidos Podemos con el 20´2% y entre 64-68, Ciudadanos con el 11´3% y entre 24-28, ERC con el 2´7% y entre 10-11, PDeCat con el 1´6% y entre 6-7, PNV con el 1´1% y 5, y EHBildu con el 1% y 2 escaños; ya ven, aunque sólo se trate de encuestas, respecto a las elecciones generales últimas sólo subirían PP y ERC.
            Mientras tanto en el centro de Barcelona unas 15.000 personas asisten a una manifestación, convocada por Societat Civil Catalana, contra el “golpe de Estado” separatista, devolviendo así a las calles barcelonesas la voz mayoritaria de la sociedad civil, normalmente pasiva y callada, plantándose ante la Generalitat contra “un proceso que amenaza el orden y la legalidad” y exigiendo “libertad y convivencia”; en definitiva, contra el verdadero “Golpe de Estado” que cometen las formaciones independentistas al utilizar las instituciones catalanas para sus intereses totalitarios con sus gobernantes, democráticamente elegidos, en cabeza cuando debieran ser los garantes de la legalidad democráticamente establecida y gracias a la cual accedieron a sus cargos. Y es que hay muchas formas de promover “golpes de Estado” y no sólo la ejercida por ETA mediante la violencia física y el uso de las armas. Y mientras Fiscalía recurre al Supremo para condenar a Artur Mas también por prevaricación, argumentando que es “coherente” porque es lo mismo que se ha solicitado para Homs en el Alto Tribunal, Puigdemont y Junqueras tienen la desfachatez de proponer al Gobierno en un artículo pactar la vía escocesa, reclamándole a La Moncloa la negociación de un “referéndum acordado”, cuando saben (o debieran saber) que ni ellos ni el Gobierno tienen competencias para hacerlo y que la legalidad en el Reino Unido nada tiene que ver con la de España, donde se requeriría un cambio previo de la Constitución y, por tanto, el concurso de todos los españoles al respecto.
            Y mientras Pedo Sánchez se resiste a poner sus cuentas bajo control del PSOE, aduciendo razones jurídicas para financiarse por su cuenta, Susana Díaz moviliza al aparato del PSOE para intentar derrotarle en las primarias, pues cuenta con el apoyo del 70% de los secretarios provinciales y de los barones con más poder, aunque, mientras nombra a coordinadores de su campaña en cientos de agrupaciones de toda España, los sanchistas confían en que “la exhibición impúdica del aparato” se vuelva contra ella…una guerra sin cuartel que veremos cómo acaba. Por su parte, mientras Ciudadanos tranquiliza al PP y asegura que votará los Presupuestos, en Podemos Íñigo Errejón acepta quedar en un segundo plano hasta las próximas elecciones, en tanto que en el PP Rosa Valdeón acusa a Maíllo de acabar con su carrera política en el partido, sosteniendo la exvicepresidenta de Castilla y León que filtró su positivo en un control de alcoholemia, y Alberto Núñez Feijóo dice que no contempla “que Rajoy decida a dedo su sucesor”, que “si continúa el boicot, habrá elecciones…PSOE y C´s no pueden usar España de rehén”, que “todos los partidos hemos utilizado zonas grises de la ley para financiar las campañas” y que “hemos sido muy solidarios con Cataluña, fue rescatada y se le perdonaron miles de millones”.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que Carmena cambia el nombre de 47 calles con nombres franquistas en Madrid; que un hombre mata en Alcorcón al dueño de un bar y a una clienta con una pistola con silenciador; y que la crisis de los estibadores preocupa a Bruselas que avisa de que es “esencial” la reforma, mientras el Gobierno busca un nuevo decreto para evitar males mayores.
            Y en noticias del exterior destaca que Trump y Merkel tratan de salvar diferencia en su primer encuentro en la Casa Blanca, escenificando su falta de sintonía, al extremo de que el norteamericano asegura irónicamente que sí hay algo en común entre ellos ya que comparten haber sido “espiados por Obama”, mientras sostiene que “la inmigración es un privilegio, no un derecho” y advierte de que la paciencia de EEUU con Corea del Norte se ha acabado y está dispuesto a atacar si sigue con su rearme. Cabe citar además que el separatismo escocés se rearma y acorrala a May; que el SPD proclama a Schulz como la esperanza socialdemócrata en Europa; y que un tiroteo en el aeropuerto parisino de Orly desata la alarma en Francia, que arranca su campaña electoral con este ataque por parte de un radical islámico, abatido a tiros, que intentó robar el arma a una militar mientras gritaba “estoy aquí para morir por Alá”.
            En cuanto al fútbol se refiere cabe destacar que en el sorteo para cuartos de Champions los emparejamientos son: Atlético de Madrid-Leicester, Real Madrid-Bayern, Barça-Juventus y Mónaco-Leverkusen. En cuanto a la jornada liguera, todo sigue igual al vencer el Madrid al Bilbao, el Barça al Valencia y el Atlético al Sevilla que ve como los madrileños se le acercan para disputarle su tercer puesto.
                                                Jorge Cremades Sena