viernes, 18 de agosto de 2017

TERROR EN ESPAÑA



                        En plena ebullición de la “turismofobia” y en plena polémica sobre la forma de garantizar la seguridad en el aeropuerto de El Prat, justo cuando el Parlament retrasa la “ley del referéndum” a la espera de una salida que impida la reacción del Gobierno, el autoproclamado Estado Islámico siembra el terror en España, concretamente en Barcelona, perpetrando un atentado planificado y bien organizado que deja, al menos, trece muertos y cien heridos, con ramificaciones en Cambrils, donde han sido abatidos por los Mossos otros cuatro yihadistas con cinturones de explosivos que pretendían perpetrar otra matanza. En efecto, una furgoneta alquilada se lanza en zigzag contra la multitud, que huye aterrada, en Las Ramblas de Barcelona y, con el patético estilo de Niza o Londres, busca alcanzar al mayor número de personas hasta estrellarse contra un kiosco, momento de confusión y pánico que el conductor aprovecha para huir a pie, dejando en el suelo a los citados muertos y heridos. Puesto en marcha el pertinente protocolo, la Policía detiene a un melillense y a un marroquí por estar relacionados con la masacre, detectando que no se trata de un lobo solitario sino de una célula yihadista bien organizada, mientras prosigue la búsqueda del autor material de la masacre y son cerrados al instante los comercios, las oficinas y los medios de transporte en la zona. Y en plena operación de captura del terrorista huido, los Mossos, horas después, abaten a cuatro terroristas en Cambrils, donde dejan cinco heridos por atropello e intentaban rematar una masacre con cinturones explosivos. El IS, tras semanas reclamando en las redes una matanza en “Al Ándalus” jalea ahora al yihadista huido en La Rambla y reivindica el atentado, después de que, tras muchos intentos de atentados abortados por las Fuerzas de Seguridad del Estado, en esta ocasión haya conseguido llevarlo a cabo. Mientras prosiguen las investigaciones, Rajoy, con la Vicepresidenta del Gobierno y el Ministro de Interior, se traslada a Barcelona para ponerse al frente de la crisis y convocar el “pacto antiyihadista”, que incomprensiblemente algunos partidos no han firmado, mientras Felipe VI dice que los autores del atentado “son unos asesinos” y que “toda España es Barcelona”, pues no en vano sólo con la unidad de todos podemos afrontar semejante barbarie. Entretanto se pone de manifiesto la solidaridad internacional con Barcelona y España, al igual que se hizo con Francia, Italia, Reino Unido, Alemania, Bélgica y con cualquier otro Estado víctima del terrorismo en su momento.
            Casualidad o no, lo cierto es que el lugar elegido por los asesinos yihadistas ha sido Cataluña, concretamente Barcelona, y el momento elegido cuando Forcadell, por miedo a su inhabilitación y tras una tensa reunión de la Mesa del Parlament, aplaza, según ella, por la “judicialización política”, la rebelión independentista a la Diada para tensar más al Estado, evitando la Mesa del Parlament, tramitar la ilegal ley del referéndum, aunque admitiendo que pretende burlar el control judicial, mientras el Gobierno constata que la secesión catalana ya no tiene “ni calendario”. Casualidad o no, lo cierto es la coincidencia de los atentados con la polémica de la seguridad en El Prat y la mayor presencia de la Guardia Civil en el Aeropuerto (¡qué se estaría diciendo si el atentado hubiese sido en el Aeropuerto y no se hubieran tomado medidas extraordinarias para su seguridad!), justo cuando el Gobierno, que quiere unificar las condiciones de los vigilantes para evitar un nuevo El Prat, impone un arbitraje obligatorio en el conflicto, por lo que empresa y trabajadores tienen que ponerse de acuerdo en el árbitro y si no lo hacen será Fomento quien lo nombre, teniendo de plazo diez días para dictar el fallo, en tanto que los sindicatos convocan 25 días de huelga en Aena y Enaire entre septiembre y fin de año. Y, casualidad o no, lo cierto es que estos atentados coinciden con la plena efervescencia de la llamada “turismofobia”, emanada desde la ciudad condal, con actos violentos intolerables, minimizados por algunos, sobre la que Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado de la Marca España, manifiesta que “tras los ataques al turismo hay xenofobia” y, probablemente, no va muy desacertado. En fin, y nosotros, mientras suceden todas estas cosas, discutiendo sobre el sexo de los ángeles y sin ponernos de acuerdo.
            En cuanto a otros asuntos, eclipsados todos ellos por la conmoción de toda España a causa del terror más inhumano, cabe destacar que la Audiencia Nacional no prohíbe los homenajes a Usubiaga, quien puede ser homenajeado en Lasarte a la salida de la cárcel, ya que, pese a la petición de las víctimas en sentido contrario, el juez Andreu considera que se trata de una manifestación de la “libertad de expresión”; que repunta la ruta del Estrecho y casi 600 emigrantes son rescatados cuando navegaban en 15 embarcaciones por el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán rumbo a España; y que el segundo rechazo del TC aboca a Juana Rivas a entregar a sus hijos a su padre, quien pide activar el protocolo internacional para localizar a sus hijos, mientras ella recurrirá a Estrasburgo tras la decisión del Constitucional.
            Por lo que respecta al fútbol el Real Madrid confirma su hegemonía en el partido de vuelta de la final de la Supercopa en el Bernabeu, doblegando a un Barça deprimido, al vencerle por 2-0, con goles de Asensio y Benzemá, consiguiendo así su 11ª Supercopa de España y su cuarto título del año en 87 días de la era Zidane y todo ello sin Cristiano, sancionado injustamente en el partido de ida, y sin Isco.
                                                Jorge Cremades Sena

miércoles, 16 de agosto de 2017

MACHADO, ESPAÑOLISTA Y ANTICATALÁN



                        Mientras la CUP se hace con el control del proceso soberanista, efectuando los anuncios relevantes sobre el referéndum y exigiendo ceses en el Govern, pone la guinda el Ayuntamiento de Sabadell planteándose quitar una plaza a Antonio Machado, por ser, según un informe de un historiador impresentable, “españolista y anticatalán”, incluyendo además a otras relevantes personalidades, entre ellos Goya y Calderón, por ser propios de “un modelo pseudocultural franquista”… Menos mal que el alcalde, en un ataque inesperado de cordura, rectifica e “indulta” a Machado, evitando así la consolidación de semejante esperpento que, sólo por plantearlo en el citado informe, ya es impresentable. Entretanto el Parlament inicia un periodo de sesiones decisivo para el pulso soberanista al Estado de Derecho, poniendo Forcadell en marcha los trámites para la “desconexión” de Cataluña pero manteniendo oculta la ilegal ley del referéndum, mientras la CUP quiere aprobar una ley de ruptura antes incluso de que se celebre la consulta, y mientras el PP y el gobierno de Rajoy descartan aplicar el artículo 155 de la Constitución para evitar la consulta, alegando que no hay tiempo para emplear ese recurso constitucional, aunque el portavoz popular advierte de que se aplicarán “medidas más oportunas”. Esperemos, en todo caso, que al Gobierno, con apoyo o sin él de la oposición, no le tiemble el pulso para atajar este intolerable desafío totalitario. Y todo ello cuando, según NCReport, la mayoría de catalanes, el 56´5%, cree que el TC frenará a Puigdemont, el 48´6% se opone a que Cataluña se convierta en un estado independiente y los partidarios del secesionismo, descendiendo 3´5 puntos en el último mes, se quedan en el 41´5%, y el 57% considera que el President ha descuidado la gestión político-administrativa por la deriva independentista. Además, según la encuesta, Junqueras rentabiliza el “procés” en las urnas, ya que ERC se convertiría en la primera fuerza política del Parlament logrando el 50´8% de los votos de Junts pel Sí frente al 31´9% que obtendría el PDeCAT; en efecto, según la encuesta, en caso de celebrarse elecciones autonómicas, los resultados serían: ERC 23´9% y 40 escaños frente al 13´9% y 19 escaños del PDeCAT (actualmente Junts pel Sí, que engloba a ambos, tiene el 39´6% y 62 diputados); Ciudadanos 17´5% y 24 escaños (actualmente, 17´9% y 25); PSC 13´9% y 17 (actualmente 12´7% y 16); CSQP o la melé populista, 12´1% y 16 (actualmente 8´9% y 11); PP 9´5% y 12 (actualmente 8´5% y 11); y CUP 6´5% y 7 (actualmente 8´2% y 10). Basta echar un vistazo a los resultados para constatar que el soberanismo pasaría de los actuales 72 escaños (62 de Junts pel Sí y 10 de la CUP) a 66 (40 de ERC, 19 de PDeCAT y 7 de CUP), perdiendo por tanto la actual mayoría en el Parlament ya que el ascenso de ERC no compensa el hundimiento de PDeCAT y CUP, aunque siempre, teniendo presente lo que decidan los populistas de Cataluña Sí que se Puede, quienes son los más beneficiados hasta el momento pasando de sus actuales 11 escaños a 16 ( 5 escaños más, probablemente a costa de CUP, que pierde 3 y de Junts pel Sí que pierde otros 3), mientras el PSC ganaría un escaño (el que sobra del cálculo anterior) y el PP otro (el que pierde Ciudadanos). En fin, así sería el nuevo Parlament ingobernable, aunque sólo se trate de encuestas, salvo que en la realidad los catalanes lo remedien con sus votos y paren definitivamente el actual caos.
            Mientras tanto el contingente de refuerzo de guardias civiles enviado por Rajoy, que acelera el trámite para acabar con la huelga de El Prat (convocando un Consejo de Ministros extraordinario, aunque los vigilantes están decididos a recurrir el arbitraje obligatorio), restablece la normalidad en el Aeropuerto de Barcelona. Pero tanto los sindicatos, que anuncian paros en toda España, como la oposición política, critican duramente las medidas del Gobierno precisamente cuando El Prat vive su primer día de normalidad y acaba con la crisis de seguridad, gracias a los veinte agentes por turno que evitan las colas en el primer día de huelga indefinida por parte de los trabajadores de Eulen (la empresa contratada para la seguridad del Aeropuerto, aunque la responsabilidad la tenga siempre la Guardia Civil), dándose la paradoja de que a dichas críticas se sumen los socialistas, tildando de “esquirolaje” el despliegue de agentes del Instituto Armado en El Prat, cuando el gobierno socialista de Zapatero recurrió en su momento a la Guardia Civil para zanjar dos huelgas en los aeropuertos… Ya ven, incoherencias supinas, como en el caso de la corrupción en España, mientras el Gobierno, restablecida la normalidad, celebra el Consejo de Ministros extraordinario para acelerar un laudo. Si tanto los sindicatos como la oposición consideran “ilegal” el despliegue de la Guardia Civil, a quienes consideran esquiroles, los juzgados de guardia permanecen abiertos y es dónde debieran recurrir, sobre todo si, como el PSOE cuando gobernaba, utilizó exactamente la misma medida para garantizar la seguridad ciudadana y restablecer la normalidad… Todo lo demás suena a demagogia o despropósitos.
            Sin embargo, no sé a qué suenan otras declaraciones de líderes socialistas, probablemente enmarcadas en su nueva estrategia de acercamiento a IU-Podemos, como las de José Manuel Franco, candidato a liderar el PSOE-M, afirmando que “Madrid sería una nación en el Estado plurinacional del PSOE”, o como las del nuevo portavoz del Partido y otros socialistas considerando que en España se exagera la represión de Maduro y culpando a “todos los venezolanos” de la crisis. Dos despropósitos mayúsculos o sin sentidos, sin paliativo alguno. El primero nos conduciría a una España absurda y compuesta de diecisiete naciones inventadas desde cualquier prisma histórico que se mire, la mayoría de ellas inviables, con naciones pintorescas como La Rioja, Murcia, Cantabria o Extremadura, por ejemplo, ignorando que la Historia sirve para algo. El segundo nos llevaría a la esquizofrenia de no distinguir un Estado Democrático de un Estado Totalitario, que tanto interesa a Podemos, pues, que venga Dios y lo vea, si es exagerar la represión de Maduro en una Venezuela donde, con más de cuatro meses de violencia, deja de momento 126 muertos y 2.000 heridos, 5.326 detenidos, 676 presos políticos y torturas sistemáticas. Cierto que los venezolanos fueron culpables de haber votado en su día al chavismo totalitario con apariencia demócrata, que tanto gusta a Podemos, pero no señalar nítidamente que los únicos culpables son los chavistas es vergonzoso, pues los demás venezolanos hoy no son culpables sino víctimas de un régimen totalitario, por más que algunos, como Podemos, no quieran denunciarlo. Por cierto un Podemos, nacido del chavismo con el que colaboraron bastantes de sus dirigentes, que hoy está en plena rebelión tras imponer un nuevo régimen disciplinario, ya que, mientras su dirección maniobra para purgar a la Presidenta del Comité de Garantías por denunciar los Estatutos, su jefe Pablo Iglesias establece duras sanciones para los militantes que hablen con la prensa. En fin, sin más comentarios.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que víctimas de ETA piden imputar al “número dos” de Rubalcaba, Antonio Camacho, en el “caso Faisán”; que la subida de las pensiones es inviable salvo que el PIB crezca a un ritmo récord; que ninguna de las universidades españolas entra en la lista de las 200 mejores del mundo, pues en el ránking Shanghay, la de Barcelona y la Autónoma de Madrid retroceden y dejan de estar entre ellas; y que en catorce ciudades hay concentraciones a favor de Juana, huida de la Justicia con sus hijos, quien en un escrito leído en su nombre pide al juez que se ponga en su lugar, manifiesta “estoy huida pero no hago nada fuera de la ley” y afirma “mi hijo recibió algún golpe y me decía ¡mamá, escapa!”, pero en dichas concentraciones, especialmente en la de Granada, aparece cierta tensión entre partidarios y detractores de la madre de Maracena con pancartas de “amor de padre”, recordando al otro progenitor y su derecho de estar asimismo con sus hijos….la Justicia tendrá la última palabra.
            Por lo que respecta a asuntos del exterior, cabe destacar que Trump se ve forzado a denunciar la violencia racista en Virginia, rectificando y condenando la violencia racista, porque “es el mal”; que el norcoreano Kim silencia los tambores de guerra, ordenando suspender el lanzamiento de un misil en la costa de la isla de Guam; que Reino Unido pide ahora a Europa un acuerdo de aduanas tras el “brexit” al proponer May a Bruselas continuar dos años más sin aduanas, lo que los negociadores de la Unión califican de “fantasía”; y que Alemania llevará al tribunal de la UE la compra de deuda de BCE, con lo que casi treinta meses después y tras destinar 1´7 billones a estimular la economía de la UE, el TC alemán cree que el plan excede de sus competencias (¡a buena hora, mangas verdes!).
            Y en cuanto al futbol se refiere destacar que Cristiano Ronaldo es “crucificado” por el leve empujón que dio al árbitro tras expulsarle injustamente en el partido de ida de la Supercopa de España en el Nou Camp, siendo por ello suspendido por cinco partidos, con lo que hoy en el partido de vuelta en el Bernabeu no podrá ser alineado, mientras el madridismo trina porque el Real Madrid, que mantiene la calma, pierde a su goleador justo cuando se inicia la Liga; lo cierto es que, al margen del error de Cristiano empujando al árbitro, éste con su descarada miopía perjudicó gravemente al equipo visitante, el Real Madrid, ya que pitó un penalti a favor del Barça, cuando debería haber amonestado a Suárez por simular un derribo inexistente ya que Navas ni siquiera le rozó, mientras que con un claro forcejeo entre el defensa catalán y Cristiano, que pedía penalti, no sólo no pitó la pena máxima sino que encima consideró piscinazo de Cristiano, le sacó la segunda amarilla (la anterior, muy justa, por quitarse la camiseta tras su magistral golazo) y le expulsó muy injustamente. Hoy el desenlace final de la Supercopa con el partido de vuelta en Madrid, que gane el mejor.
                                                Jorge Cremades Sena

lunes, 14 de agosto de 2017

LA SEGURIDAD EN EL PRAT



                        Es obvio que no todos los trabajos son iguales, por lo que, en caso de huelga de los trabajadores, ésta no puede ser tratada igualmente debido al distinto impacto social que tenga al afectar distintamente a los derechos de los ciudadanos. Dicho de otra forma, garantizando obviamente el derecho de huelga de cualquier trabajador, no es lo mismo si lo ejercen los trabajadores de una fábrica de zapatos, por ejemplo, que si lo ejercen los trabajadores encargados de la seguridad de un aeropuerto. En el primer caso no hay colisión con otros derechos ciudadanos y, salvo que los huelguistas ejerzan la violencia, las autoridades no tienen por qué actuar; en el segundo caso, sí, para garantizar la seguridad y los derechos de otros ciudadanos, ajenos al conflicto laboral. Es lo que está sucediendo con los trabajadores de Eulen, la empresa contratada por Aena para garantizar la seguridad en el aeropuerto de El Prat en Barcelona, donde, fracasadas todas las negociaciones y tras varios días de paros intermitentes temporales, los vigilantes de El Prat van a la huelga indefinida y en pleno puente de mayo (están lógicamente en su derecho de hacerlo), cuando las aglomeraciones en el mismo aumentan el riesgo de inseguridad, por lo que el Gobierno, obligado a garantizar la seguridad ciudadana y el tráfico aéreo con todas las garantías, máxime si estamos en cierto nivel de alerta terrorista yihadista, decide que unos 200 guardias civiles asuman desde hoy los controles de seguridad del aeropuerto de Barcelona, tal como había advertido en el periodo de negociación entre la empresa y sus trabajadores. Lo insólito es que, desde algunos sectores políticos y sindicales, semejante advertencia gubernamental y su posterior decisión se considere como una coacción e intromisión en el derecho de huelga con la intención de amedrentar a los trabajadores. Este Gobierno, como cualquier otro gobierno responsable, hace sencillamente lo que tiene y debe hacer al destinar “los guardias civiles necesarios” para garantizar la seguridad en el aeropuerto, mientras acelera la designación de un árbitro independiente que dicte un laudo para acabar con el conflicto laboral, mientras, por su parte, la Generalitat también ofrece a los Mossos d´Esquadra para reforzar la seguridad. ¿Acaso el Gobierno debía quedarse con los brazos cruzados ante el riesgo de inseguridad manifiesta? ¡No quiero ni pensar qué dirían estos críticos a las decisiones gubernamentales si, como quieren, se quedara el Gobierno de brazos cruzados y se produjera un atentado en El Prat abarrotado de pasajeros! En fin, sin más comentarios y, desde luego, sin más demagogia cuando lo que está en riesgo es la seguridad ciudadana.
            Es obvio que nos espera un “otoño caliente” pues, si de un lado, los sindicatos advierten de paros en más ciudades si no hay acuerdo, y el comité de huelga insinúa que buscará más excusas para continuar las protestas, de otro lado, y al margen del peliagudo asunto del referéndum ilegal independentista, los abertzales preparan movidas contra las Fuerzas de Seguridad y buscan presionar al PNV en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado… y todo ello con la turismofobia como telón de fondo en Cataluña, Baleares y País Vasco. Entretanto el juez reabre la investigación en busca de la “X” del “caso Faisan”, interrogando en secreto a los dos condenados para preguntarles qué alto mando de Rubalcaba ordenó el chivatazo a ETA, mientras el comisario Pamies guarda silencio tras lograr que la policía blinde su pensión. Por su parte la Mesa del Parlament oculta del orden del día la ley del 1-O, tratando así el soberanismo ocultar la aprobación de una norma que Rajoy impugnará antes de ser votada… Y mientras Inés Arrimadas, jefa de la oposición en el Parlament, dice que “no será necesaria la fuerza para impedir el referéndum” el profesor MIguel Satrústegui explica lo obvio manifestando que “los catalanes ya tienen garantizados sus derechos fundamentales y participan sin discriminación alguna en el Estado democrático de Derecho”, teniendo en cuenta que el único referente jurídico de los independentistas, Kosovo, nació de un conflicto bélico y, por tanto nada tiene que ver con Cataluña.
            Y en este inquietante ambiente de discordias e incertidumbres, mientras Ciudadanos y Podemos ya se plantean formar parte de gobiernos, por lo que tanto Rivera como Iglesias modulan su discurso con la vista puesta en las elecciones de 2019, la dirección del PSOE no descarta el pacto con Podemos, aunque líderes territoriales socialistas se resisten a entrar en coaliciones, mientras el PP plantará cara a Ciudadanos sobre la limitación de mandatos a Rajoy y busca evitar que el pacto con Rivera le impida ser candidato tras ocho años en el Gobierno, considerando que la Constitución prohíbe restringir su derecho a presentarse, mientras Casado, que suena como candidato a casi todo en el PP, dice que “si me tiro a la piscina, o tiene agua o tiene bolas” y que “al PP le metería más caballos”.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que las mafias de la inmigración apuntan a la frontera de Ceuta; que la policía confirma la muerte de Pilar Garrido, la española desaparecida en México, asesinada el día que desapareció, según se desprende de la autopsia a un cadáver hallado estos días; y que Euskadi requisa 20 toneladas de huevo líquido importados de Francia al detectar Sanidad en Vizcaya una partida infectada con fipronil antes de que entrara en la cadena alimentaria.
            Y en el exterior, mientras China media para evitar el choque entre Corea del Norte y EEUU, Trump dice que no descarta la “acción militar” en Venezuela “si es necesaria”, mientras Maduro otorga “poderes plenipotenciarios” a su Asamblea Constituyente paralela, controlada por el chavismo, haciendo caso omiso al llamamiento generalizado de que restablezca la democracia, mientras Latinoamérica rechaza las amenazas de Trump y las distintas cancillerías consideran que la opción militar no es la solución. Entretanto la violencia de grupos racistas causa varios muertos en Virginia, al convertirse una marcha racista en una verdadera batalla campal y la tolerancia de Trump con dicha violencia racista indigna a EEUU con duras críticas hacia el Presidente por no condenar el racismo en Charlottesville y, como hace Podemos en España ante la violencia chavista, limitarse a una condena genérica de la violencia sin más.
            En cuanto a los deportes se refiere cabe citar que el Real Madrid deja casi sentenciada la Supercopa de España al derrotar al Barça en el Nou Camp, 1-3, en el partido de ida, con goles de Piqué en propia puerta, Cristiano (expulsado por caerse en el área por un contacto con la defensa que consideró el árbitro un piscinazo) y Asensio, cuando ya los madridistas jugaban con 10, (el de los blaugrana fue de Messi, gracias a un penalti inexistente ya que Suárez se tiró a la piscina sin que ni siquiera hubiera contacto físico con el portero Navas); a la espera del partido de vuelta en el Bernabeu, lo cierto es que, de momento, ni las polémicas decisiones arbitrales (al árbitro le vino muy grande su estreno en este tipo de partidos) claramente caseras, ni jugando el Madrid con 10 en los últimos minutos, los blancos (vestidos de morado) arrollaron a los blaugranas, que se estrenaban sin Neymar en un partido de competición, y fueron claramente merecedores de la victoria.
                                                Jorge Cremades Sena

viernes, 11 de agosto de 2017

NO A LA NACIÓN DE NACIONES



                        Aunque sólo se trate de encuestas, según NCReport, los votantes del PSOE están contra la “nación de naciones” que promueve Pedro Sánchez y que rechaza Susana Díaz, pues a la pregunta de si España debe ser una “nación de naciones” el 77´1% dice “no”, el 13´8% dice “sí” y el 9´1% no sabe o no contesta. Imaginen los resultados si la encuesta fuese dirigida a todos los votantes y no sólo a los votantes socialistas. Es obvio pues que tan pintoresca propuesta de este “nuevo PSOE” no es el acicate que le hace subir cinco puntos en porcentaje de voto, según la encuesta del CIS, con tan escaso apoyo que semejante ocurrencia tiene entre los españoles, entre otras cosas, porque para conformar una “nación de naciones” es imprescindible que primero haya “naciones”, lo que no es el caso, salvo que, rizando el rizo, para crearlas, nos dediquemos a desmembrar primero la “nación española”, consolidada como tal a lo largo de los siglos (España y los españoles tienen entidad propia como tal, al igual que Francia y los franceses, Alemania y los alemanes, etc, etc)  para dar rango legal de nación a las CCAA que hoy la conforman y después esperar que éstas, ya independientes, decidan si componen la “nación de naciones” española… algo insólito se mire como se mire. Entretanto, se forma el primer gobierno PSOE-Podemos en la CA de Castilla-La Mancha (o de la nación castellano-manchega) como preludio de un futuro Gobierno de España, ya que Podemos presiona al PSOE para formarlo cuanto antes, con lo que el pacto gubernamental castellano manchego se convierte en un ensayo indiscutible al respecto, al extremo de que Echenique propone que el Ejecutivo social-podemita de Castilla-La Mancha “marque el rumbo” mientras pide a Sánchez que prepare cuanto antes una moción de censura a Rajoy, aunque, de momento, García-Page, que por activa y pasiva dijo que jamás habría una alianza gubernamental con los podemitas, mantenga que “a Rajoy hay que echarlo sacando más votos, no con pactos espurios” (teniendo en cuenta que García-Page no sacó más votos que el PP en Castilla-La Mancha y pactando con Podemos han echado a Cospedal, no se entiende bien a qué “pactos espurios” se refiere….seguro que al suyo, no, supongo yo). En todo caso, y hablando de pactos, justo un día antes de este pacto gubernamental de Page con Podemos, ya acordaron “sobresueldos” para los altos cargos, aprobando que los dirigentes que sean funcionarios tengan el nivel máximo de salario cuando vuelvan a la Administración (lo que va delante, va delante). Y, mientras la alianza gubernamental castellano-manchega divide a Podemos (los anticapitalistas, integrados en Podemos, lo critican y ponen a parir al PSOE, nuevo socio de Page, aireando todas su miserias pasadas como parte de “la casta”), Guillermo Fernández Vara, el presidente socialista de Extremadura (o de la “nación” extremeña) considera que “el PSOE necesita a Susana Díaz para ganar las elecciones”, mientras el diputado Trevin sigue los pasos de Madina y dimite como diputado socialista alegando “no comparto la nueva estrategia parlamentaria del PSOE; lo más honesto es dar un paso atrás”.
            Por su parte los independentistas catalanes, a quienes no viene nada mal este lío inoportuno de “nación de naciones” en pleno desafío al Estado de Derecho, aunque lo que quieren es la independencia de Cataluña y todo lo demás les resbala, siguen a lo suyo como si de algo normal y democrático se tratara. En efecto, la Generalitat anuncia que no acatará la suspensión del referéndum ya que, según el Consejero Rull, “estamos legitimados por nuestra propia ley”, mientras la estrategia ante la inhabilitación del 1-O “rompe” de alguna forma al frente soberanista y Rajoy llama a los catalanes a frenar el extremismo del Govern, advirtiendo que la Generalitat está “controlada por radicales”. Por su parte, el socialista extremeño Fernández Vara, sumándose a la Ejecutiva del PSOE, cree que no sería bueno aplicar el 155 de la Constitución (seguramente cree que bastará con invitar amablemente a los energúmenos soberanistas a que depongan su totalitaria actuación y que éstos, como buenos demócratas, aceptaran el consejo), mientras la CUP diseña una campaña de desobediencia y violencia prometiendo “barrer” de Cataluña todo lo español bajo el lema “Barrámoslo”, copiado directamente de Lenin, lo que ya ha generado una crisis entre los cupistas y el PDeCAT, no tanto porque pretendan barrer lo español, sino porque entre los personajes que pretenden barrer incluyen también a Jordi Pujol y a Artur Mas, lo que ha provocado que el mismísimo Puigdemont, a quien los cupistas sostienen en el gobierno, haya calificado la campaña de los antisistema de “miserable”. Y ERC (la más lista de la clase), de momento, viéndolas venir y divirtiéndose.
            Y para mayor gloria de la CUP, si lo que quieren de cara al ilegal referéndum es violencia y alteraciones del orden público, prosigue la turismofobia y los problemas laborales en El Prat. Sobre el primero de los conflictos, mientras Baleares pone freno a los alojamientos para turistas, cifrando el tope de éstos en 623.000 plazas como máximo (no sabemos qué harán con los que la rebasen), Arran, los cachorros de la CUP, marca con pegatinas 1.000 coches de alquiler en Mallorca, mientras Sortu ataca a la Agencia vasca de Turismo, en tanto que Rajoy apela a aislar a los radicales que atacan al turismo, una de las principales fuentes de ingresos y de trabajo en España. Sobre el segundo de los conflictos, fracasa la mediación de la Generalitat y los trabajadores de El Prat rechazan la oferta, mientras 40 empleados de Eulen cogen la baja a la vez y los paros se extienden a otras ciudades, por lo que el Gobierno de España asume el control del aeropuerto de Barcelona y Fomento convoca un comité de crisis para evitar el anunciado caos, que, sin duda, se va a vivir desde mañana, salvo que la empresa acepte lo que piden los trabajadores de la seguridad: 250 euros más mensuales por quince pagas anuales. Sin duda un siniestro panorama de cara al 1-O para que, si nadie lo remedia, los radicales violentos hagan su agosto.
            En cuanto a otros asuntos cabe destacar que el Santander se deshace de los activos tóxicos del Popular por 5.100 millones; que las eléctricas prescindirán en cuatro meses del 50% de la plantilla de Garoña; y que, tras el inesperado fallecimiento de una anciana en el Hospital de Alcalá de Henares, ha sido detenida una enfermera que la policía vigilaba tras otra muerte anterior en el centro. Entretanto copa los medios el “caso Juana Rivas”, la madre andaluza huida con sus dos hijos para no devolvérselos a su padre, por lo que el juez, ante la no comparecencia de Juana, ordena detenerla para que se cumpla la sentencia judicial de entregárselos y prohíbe su salida del país, después de que la Audiencia de Granada acordara no suspender la obligación de entregar los hijos a su padre, por lo que Juana pide amparo al Tribunal Constitucional; un asunto sin duda que trasciende lo meramente jurídico que va a acarrear muchos problemas sin lugar a dudas.
            Y mientras Interior cierra la frontera de Ceuta por fallos de seguridad y todos los antidisturbios de la zona son movilizados para vigilar el vallado tras una última entrada masiva de inmigrantes en la ciudad (al parecer tiene bastante que ver la relajación de Marruecos, al enviar Rabat policías al conflicto del Rif, lo que aprovecharon los migrantes para intentar entrar en España), la UE da por cerrada la crisis después de diez años, destacando la Comisión que el paro está en su nivel más bajo desde 2008, que las inversiones crecen y que los bancos son más fuertes, por lo que presume de su gestión y se felicita por las decisiones tomadas durante la última década, asegurando que la Eurozona está “en forma”.
            En cuanto a otras noticias del exterior cabe citar que Kenia vota con miedo a una nueva oleada violenta; que un francés de origen argelino atropella a seis militares en París y es neutralizado en una autovía seis horas después; y que sigue in crescendo la escalada verbal sin precedentes entre EEUU y Corea del Norte ya que Trump y Kim intensifican de forma alarmante sus amenazas, pues, si de un lado Kim amenaza con bombardear con cuatro misiles la base estadounidense en la isla de Guam, Trump descarta rebajar la tensión y replica que su amenaza no fue “bastante dura”, lo que está generando verdadera preocupación en la comunidad internacional. Entretanto la ONU certifica las torturas y abusos del régimen chavista en Venezuela, pues Derechos Humanos denuncia 5.000 detenciones arbitrarias, malos tratos sistemáticos y responsabilidad oficial en decenas de asesinatos en el país; y mientras el Alto Comisionado responsabiliza a la Policía del régimen de al menos 46 muertos, considerando que hay detenciones generalizadas y uso desproporcionado de la fuerza y que se detiene a numerosos opositores con el patrón de “inspirar miedo, acallar a los disidentes y evitar las manifestaciones” (más de 5.000 detenciones y 1.958 heridos desde el inicio de las protestas a primeros de abril), América Latina se dispone a castigar la deriva autoritaria de Maduro por lo que la Declaración de Lima sólo reconocerá las decisiones avaladas por la Asamblea Nacional, que el régimen trata de eliminar, mientras se concede por decreto todo el poder para la ilegítima Asamblea Constituyente; pero todo esto parece no importarle a Maduro que, por cierto, adjudica a un imputado en “Gürtel” un negocio petrolero, al constituir su gobierno una empresa mixta con Blanco Balín para explotar un yacimiento de crudo, autorizada por su Tribunal Supremo ante la “situación de anormalidad” de la Asamblea Nacional.
            Y en los deportes cabe felicitar al Real Madrid de Zidane que prolonga su año triunfal consiguiendo ante el Manchester United de Mourinho la Supercopa de Europa, al vencerle en la final por 2-1 con goles de Casemiro e Isco, poniendo así en sus vitrinas su cuarta Supercopa. Mientras tanto la tienda del Barça retira los artículos de Neymar y los mercadillos los liquidan a precio de saldo.
                                                Jorge Cremades Sena