miércoles, 2 de agosto de 2017

GOLPE DE ESTADO EN VENEZUELA



                        Tal como Maduro tenía previsto se materializó el domingo la ilegítima votación de su unilateral empeño Constituyente para dotarle de amplísimos poderes personales que, además de perpetuarle en el poder, le permitan ejercerlo casi a su antojo frente a la inmensa mayoría del pueblo venezolano convertido cada vez más en súbdito y no en ciudadano. Aunque la citada votación impuesta estuvo marcada por la violencia (al menos 14 muertos) y por la abstención indiscutible (un 41% de participación, según los chavistas, y un 12%, según los opositores), es lo de menos, ya tiene Maduro el plan perfecto para imponer una nueva Asamblea Legislativa, hecha a su medida, para sustituir al Parlamento legítimo que en las últimas elecciones plenamente legales concedió una mayoría indiscutible a la oposición al régimen. Un golpe de gracia chavista a la democracia venezolana durante una jornada marcada por la represión policial, las urnas semivacías, el pueblo en la calle protestando y muerto de hambre, severa contención policial y violencia por doquier, gracias al que Maduro perpetra su indiscutible e indiscutido golpe de Estado (un autogolpe perfecto, “el madurazo”, desde el poder conseguido democráticamente, al mejor estilo hitleriano) y sienta las bases para un “superpoder de poderes” con la farsa de esta Asamblea Constituyente elegida sin la participación de la oposición y sólo por los partidarios del régimen, con militares a pie de urnas y periodistas a 500 metros, que, a pesar del fracaso de participación, no impedirá al dictador tomar todo el poder en Venezuela y finiquitar definitivamente la democracia. Y mientras un repudiado Maduro se jacta de su autogolpe con el chabacano estilo chulesco que le caracteriza (amenazando a los parlamentarios opositores legítimos y legales, así como a la fiscalía independiente, con quitarles la inmunidad, y celebrando su “victoria” en medio de un baño de sangre) la mayoría de los países de América Latina le planta cara y, junto a la mayoría de países de la comunidad internacional, le da la espalda y no reconoce semejantes resultados, en tanto que varios embajadores apoyan obviamente en la Asamblea Legislativa a los parlamentarios legítimos, amenazados de extinción. Por su parte Maduro, cada vez más cerca de conseguir su felonía, exhibe su “suprapoder” y endurece la represión tras el golpe de la Constituyente, al extremo de que sus matones, sin orden judicial alguna y a su antojo, se presentan con nocturnidad y alevosía en los domicilios de sus principales opositores, Leopoldo López y Antonio Ledezma, quienes ya cumplían arresto domiciliario, y les raptan para, supuestamente, encarcelarlos de nuevo, con el argumento de “riesgo de fuga”. Dice Mitzy Capriles, esposa de Ledezma, que “el dictador Maduro los detuvo porque está aterrado por su fracaso”, asegurando que, tras las elecciones del domingo, “al régimen sólo le queda la represión más absoluta” y que “el dictador sigue el ejemplo de los calabozos cubanos”, mientras pide a España que le imponga sanciones. Y mientras España pide a la UE que imponga sanciones al dictatorial régimen venezolano y a los dirigentes chavistas, los filochavistas de Podemos y, muy especialmente IU, siguen sin condenar el golpe en Venezuela e incluso lo apoyan de algún modo, como si fuera el ideal modelo para implantar en España… Si los venezolanos, en su día, no tomaron nota y votaron al salvador Chávez, esperemos que los españoles no caigan en el error de apostar por salvadores de patrias, pues luego, ya ven, pasa lo que pasa.
            Volviendo a España, dónde los independentistas catalanes pretenden comportamientos parecidos a las prácticas ilegítimas e ilegales del chavismo (si la legalidad democrática no me ampara para imponer mi criterio, la desobedezco y me hago una nueva, ilegítima, al margen de ella para amparar mi pretendido poder totalitario), el soberanismo catalán planea burlar el bloqueo Constitucional, una vez suspendida y bloqueada por dicho Alto Tribunal la reforma exprés del Parlament que facilitaría incluso el ilegal referéndum sin debate parlamentario alguno por la vía de lectura única. Y mientras el TC, en el ejercicio de su fundamental función, que ya ha apercibido seis veces a los líderes independentistas, bloquea la reforma del Parlament que permitiría una ilegal ruptura exprés de España sin debate parlamentario alguno (vamos, como pretende Maduro en Venezuela), la CUP, valedora y garante del Govern de Puigdemont, lleva a las calles catalanas su radicalismo extremo, con ataques del grupo extremista contra el turismo y con una marcha contra la Guardia Civil, que provocan nuevas tensiones inéditas en el ilegal “procés”. Entretanto fracasa, como no podría ser menos, estrepitosamente la pretendida Hacienda Catalana ya que sólo 50 empresas de las 150 sociedades públicas que debían firmar un convenio con la Agencia Tributaria se han sumado al mismo y pagarán sus impuestos. 
            En todo caso, y al margen de los intolerables violentos métodos de la CUP, que prefieren cargarse la gallina de los huevos de oro de la economía española, como es el turismo, es urgente hacer una reflexión colectiva sobre el futuro de este sector económico que, hoy por hoy, representa el 11% del PIB, repuntando gracias a la recuperación que de nuevo permite que los españoles vuelvan a irse de vacaciones, confirmando así el turismo interior su recuperación y aumentando los viajes al extranjero tras varios años de parón por la crisis, al extremo de que en este año el turismo bate todos los records. Cabe preguntarse pues, qué hacer con la primera industria de España, pero desde luego la solución no pasa por la “turismofobia” de la CUP, que abren otra brecha más entre los anticapitalistas y Puigdemont, al que apoyan en el Govern, sembrando el vandalismo en Barcelona con pinchazos de ruedas, ataques a los autobuses turísticos y carteles invitando a los turistas a que dejen nuestro país, olvidando que gracias a su estancia, entre otras cosas, la economía española crece más que la media europea. ¡Qué plantea la CUP para sustituir la inyección de riqueza del turismo a la economía española! Nada, de nada. Y, mientras tanto, los partidos fuerzan el primer cierre definitivo de una central nuclear, la de Garoña, ya que todos los grupos salvo el PP se oponían a su reapertura, por lo que el Gobierno de Rajoy se resigna a clausurarla por haberse convertido en un “campo de batalla político” indiscutible, a pesar de que su cierre costará casi 1.000 millones hasta 2034 y, obviamente, no se podrá obtener más energía, en este caso nuclear, que tendremos que seguir comprando a precio de oro a Francia, donde semejante debate político está superado. Otro debate pendiente, el de la energía, que habrá de afrontarse en el futuro con seriedad y serenidad, al igual que hacen los demás países de nuestro entorno, pero sin demagógicos argumentos sobre la energía nuclear, que practican nuestros vecinos y que sólo conducen a convertirnos en dependientes energéticos de los mismos sin que por ello los potenciales peligros se alejen de nosotros.
            Y, mientras la Familia Real comienza su tradicional descanso estival en Palma de Mallorca con el tradicional posado en el Palacio de Marivent ante los medios y con las Infantas Leonor y Sofía como protagonistas ante las cámaras, Susana Díaz, tras ganar el Congreso del PSOE-A dice a Sánchez: “Pedro, no me hagas elegir entre dos lealtades” refiriéndose a Andalucía y al Partido y evidenciando que el PSOE sigue dividido en dos tras chocar especialmente en el tema de la plurinacionalidad, pero desde Ferraz se contesta a la andaluza que la vía plurinacional, el nuevo invento de Sánchez, no tiene marcha atrás tal como se decidió en el Congreso Federal. Por cierto, hablando de Susana, el Ministerio de Exteriores ha cesado al cónsul en Washington por burlarse del acento de la Presidenta Andaluza, pues, en efecto, Enrique Sardá Valls, que así se llama el sujeto, parodió en su perfil de Facebook el acento de Susana y censuró que acudiera a un acto público con un vestido similar al de la Reina Leticia…. ¿es que no tenía otra cosa más productiva que hacer el cónsul?.
            En cuanto a otros asuntos se refiere cabe citar que presos y huidos intentan salir de ETA para lograr beneficios; que el Constitucional deja sin amparo a Juana Rivas al no haber agotado la vía judicial ordinaria; que las cuentas del PP revelan al menos la financiación ilegal de la campaña del año 2.000; que unos 200 inmigrantes intentan con cizallas y mazas saltar la valla de Ceuta y 75 de ellos lo consiguen aunque 15 de ellos quedan heridos; que Trump, haciendo gala de su estilo, despide también a su director de comunicación diez días después de nombrarlo; que ha fallecido la famosa actriz francesa Jeanne Moreau a los 80 años de edad; que Urdangarín se exculpa ante el Supremo y pide ser absuelto ya que, según él, sólo fue “un amigable componedor” que se limitó a ser “un mediador sin conocimientos en Derecho Administrativo” y que desplegó únicamente sus “contactos deportivos”; y que Cristiano Ronaldo defiende su inocencia declarando ante la jueza durante 90 minutos que “jamás he tenido intención de evadir”, que confiaba en sus asesores y que él no sabía nada sobre Hacienda, aunque exime a Mendes alegando que “Jorge no llevaba temas jurídicos ni fiscales” y se muestra desafiante al manifestar que “si no me llamara Cristiano, no estaría aquí”.
                                                Jorge Cremades Sena